Los Que no eran niños, muchos menos Héroes…

Los Que no eran niños, muchos menos Héroes…

Cada 13 de septiembre en México se celebra la Batalla de los Niños Héroes de Chapultepec contra los soldados estadounidenses en el marco de la intervención de Estados Unidos en 1847.  Desde niños aprendimos la heroica y casi mítica defensa por parte de unos jovencitos héroes que dieron su vida por defender el Castillo de Chapultepec, algunos de una forma tan dramática como lanzarse envuelto en la bandera nacional al vació. Sin embargo, poco a poco se ha ido desmitificando esta historia. Descubre si eran héroes, si eran niños o tan sólo fue una farsa histórica para hacernos sentir mejor a los mexicanos tras aquella batalla.

Se cree, sobre todo en los últimos años, que la famosa historia en los libros de texto acerca de los niños héroes mexicanos defendiendo la patria es un poco más leyenda, un poco más mito que verdad. Una historia que más que suceder en la realidad sucedió en la mente del gobierno mexicano para tranquilizar al pueblo y resaltar el nacionalismo bélico.

Cuando niños, se nos enseñó a que cada 13 de septiembre debemos recordar con orgullo la batalla de los niños héroes en el Castillo de Chapultepec, los libros se encargaban de abreviar aquella sangrienta guerra en donde en realidad murieron decenas de soldados mexicanos a la historia de los seis jóvenes cadetes. En aquella batalla habían sido enviados 800 soldados mexicanos que además fueron auspiciados por 400 soldados del batallón de San Blas. Pero venga, qué esperaríamos de textos gratuitos que el gobierno nos regala.

En fechas más recientes, con tanta información al alcance de todos, comenzaron a surgir dudas con relación a la verdadera edad de los jóvenes, versiones de que Juan Escutia en realidad se resbaló en un estado de ebriedad tremendo, incluso, que ni si quiera eran cadetes del ejército sino presos que murieron como parte de los daños colaterales.

Pero cuál es la mejor opción para conocer otra versión sobre una guerra en la que dos partes participaron, pues leer un poco de la historia de esa batalla contada por la otra parte: Estados Unidos tiene en sus textos una historia bastante diferente, en sus textos, efectivamente, hablan de una batalla por la toma del castillo en Chapultepec, la captura de prisioneros y la liberación de otros, pero en ningún lado vieron niños defendiendo heroicamente a nadie sino más bien varias personas aprovechando la situación para huir.

El 13 de septiembre de 1871 se llevó a cabo la primer celebración con motivo de la batalla, a la conmemoración se le llamó “Aniversario del Sacrificio del Castillo de Chapultepec” por órdenes del gobierno de Benito Juárez. Pero fue en esos iniciales festejos cuando surgieron las primeras contradicciones por parte de los opositores del gobierno, quienes argumentaban que estaba exagerando e incluso mintiendo sobre el evento, puesto que bien era sabido en aquellas épocas que los niños no eran niños, ni si quiera eran soldados, sino personas arrestadas, y fue en aquella época en que conservadores y opositores decían que los alumnos estaban bastantes borrachos para ser considerados héroes mexicanos, y que aquel del que hablaban como el mejor y más valiente de los héroes por lanzarse envueltos en una bandera, en realidad era un alumno borracho que se resbaló y cayó en una bandera.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *